OSMOS

1ª parte de las notas encontradas entre aquellos papeles, dentro de una carpeta  en cuya cubierta, y en letras grandes y granates, se puede leer claramente

                                             OSMOS. RECUERDOS DE OSMOS.

  1ª  parte.

  1. OSMOS.
  2. La cicatriz tras el lóbulo de la oreja de ella.
  3. El “ boss”, el tester adosado al eter de la burbuja.
  4. La base submarina adonde ella se va a dirigir.
  5. El viejo. El perfil del viejo.
  6. ¿Cuantos colores tenía el arco iris antes de sembrar la base de blanco y negro?
  1. THE DARK GARDEN. Yves Tanguy

    THE DARK GARDEN. Yves Tanguy

  • En el fondo del lago, el ordenador continúa sacando información, procesa los datos para el viejo proyecto de la nueva comunicación, extrae para los peces ADNs multicolores para traspasar esa frontera maldita, el antes y el después que germinan el planeta OSMOS, el nuevo lugar.
  • Desde mi posición, en el control central, puedo verla caminar haciendo oscilar levemente sus caderas; primero un pie y luego el otro, con su mirada atravesando la raíz de la relación.Cuando se gira hacia la derecha descubro el placer de ver la cicatriz que hay en el lóbulo de su oreja o el dibujo que crea su corte de pelo, delimitando ese pequeño espacio de piel libre apenas un centímetro sobre su oreja.
  • El cuero sobre el nuevo sillón de observación parece no crear ningún problema en el orden de la cabina. De los nervios del “boss”, de su temple en los momentos de máxima intensidad emocional, no ha conseguido registrar nada el tester adosado al éter de la burbuja. El azul verdemar del paisaje quizás sea el causante de esta dispersión.
  • Notaba su mirada clavada en mi nuca, bajando por mi espalda hasta mis caderas, hasta mis piernas.Mientras caminaba, primero un pie y luego el otro, giré la cabeza hacia la derecha para observar la superficie estrellada de meteoritos y naves, sobre la campana de la burbuja, una pequeña superstición. Me quedaba poco tiempo antes de salir para la base submarina y deseé estar con él.
Max Ernst

Max Ernst

  • Anclada en la memoria colectiva de los peces la imagen del perfil del viejo, arponeando el tiburón voraz, el timón firme, llevando la corriente el barco hacia la linea del horizonte, alejándose cada vez más de ésta orilla, dejando atrás la estela, el recuerdo de esta arena, de este corazón.
  • Los destellos del nuevo realismo de las frases cortas, del viejo rock´n roll, de las cervezas en los bares, de la K de cuerpo o casa, no fulminan nada.
  • Continué mirándola, podría continuar mirándola, aspirar el aire de la noche clara programada para la ocasión mientras me revolvía por seguir mirándola siempre, esperando la reciprocidad de la acción venenosa, de su vanidad satisfecha y su deseo. Quise con todas mis fuerzas que no se sumergiera nunca y un espasmo me recorrió de arriba y de abajo de afuera adentro haciéndome necesitar mucho más aire.
  • Adiviname como ahora te adivino: rodando de derecha a izquierda rociándote del sueño de esa estrella, cantando en voz baja las hazañas de aquel Ulises moderno que destrozó tu corazón que te amó desde aquella colina hasta el fondo de éste lago, en aquel año doloroso. Adivíname como ahora te adivino haciendo tu corazón más grande y fuerte y recibiendo tantas dichas que ahora me es imposible recordar, pero que siento.
BYRON LAST. Yves Tanguy

BYRON LAST. Yves Tanguy

  • Cuántos colores tenía ese día el arco iris antes de sembrar la base de blanco y negro. Nadie lo recuerda ya – me contestó el capitán Bloom haciendo con los hombros un extraño gesto de impotencia-. La marea estaba subiendo esa noche algo más de lo acostumbrado y ante el temor de una pequeña avalancha se había dado la alarma de seguridad, con la activación de los mecanismos de prevención previstos en las ordenanzas, así que delante de las pantallas de control continuamos nuestra conversación sobre nuestros recuerdos y añoranzas, sobre nada.

                                                          Fin de la primera parte.

                                                                                                                                        ( continuará )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: